Mai güeb peich

¿Estás pensando en crear tu propia web? Descubre los aspectos fundamentales de diseño web que debes tener en cuenta para abordar este proyecto con éxito y a un precio razonable.

Hoy en día cualquier empresa, por pequeña que sea, y cualquier profesional independiente necesita tener presencia en la red; no ya para destacar, si no simplemente para existir. Seguramente habrás oído aquello de “Si no estás en la red, no existes”; y para cualquier tipo de negocio que esté cara al público es muy, pero que muy, cierto. Ya nadie busca tu teléfono en las páginas amarillas. Ya nadie guarda tu tarjeta para tener tu dirección. Ahora sacamos nuestro móvil del bolsillo y buscamos en Google, así que:

  • más te vale aparecer en los primeros resultados de la búsqueda,
  • y más te vale que la página enlazada en Google contenga la información apropiada y refleje una imagen atractiva de tu negocio.

… u otro se hará con tu venta …

Diferentes formas de estar en la red

Hay múltiples formas de aparecer “online”. En algunas de estas apariciones tendremos el control en mayor o menor medida y en otras no tendremos prácticamente ningún control. Es una buena práctica hacer de vez en cuando una búsqueda en Google de nuestro negocio, marca o nombre y ver que resultados le están apareciendo a cualquier potencial cliente que nos esté buscando.

Si no tenemos el timón de nuestra presencia online, a veces nos llevamos gratas sorpresas, pero las mas de las veces nos encontramos con:

  • información obsoleta
  • comentarios negativos sobre nuestro negocio
  • información comprometedora (impagos, sanciones, …)
  • LA COMPETENCIA

La mejor forma de evitar efectos nocivos para nuestro negocio y de hacer que la red sea nuestro aliado, pasa por:

  • Crear nuestra imagen corporativa a través de nuestra propia web.
  • Crear y controlar los perfiles en redes sociales que incluyan nuestro nombre o marca.
  • Verificar de forma periódica nuestra presencia en medios que no controlamos directamente.

La página web corporativa es la forma en la que mejor controlaremos nuestra presencia online. Usando técnicas de SEO podemos hacer que nuestra página aparezca en los primeros resultados del buscador y así poder captar la atención de un potencial cliente, antes que ningún otro medio sobre el que tengamos poco o ningún control.

Históricamente disponer de una página web propia significaba un desembolso importante tanto para su desarrollo inicial como para su mantenimiento diario. Afortunadamente hoy en día plataformas como WordPress nos permiten tener una web personal al alcance de cualquier bolsillo.

Nuestra estrategia en redes sociales puede ser mas o menos compleja, pero incluso si no quieres dedicar tiempo a estos canales, lo mínimo es que te ocupes de que los perfiles con tu nombre o marca, estén bajo tu control. Lo mínimo mínimo que debes hacer es:

  • Crear tu perfil (o fan page) de Facebook, aunque solo tenga la información de contacto.
  • Si eres un profesional, crea tu perfil profesional en LinkedIn y completa al menos los elementos más básicos.
  • Si en tu sector es frecuente tener presencia en otras redes sociales (Twitter, Instagram, …) asegúrate al menos que el perfil que hace referencia a tu nombre o marca está bajo tu control.

Verificar de forma periódica nuestra presencia en la red, nos ayuda a cubrirnos frente a potenciales confusiones nocivas o al menos a ser conscientes de la información que otros ven sobre nosotros (sea o no la real). Hay que tener especial cuidado con:

  • Páginas que incluyen información sobre nosotros (directorios de empresas, listados de organismos oficiales, páginas amarillas, …).
  • Noticias y publicaciones en las que aparece nuestro nombre o marca (la información puede ser a nuestro favor o en nuestra contra).
  • Páginas en las que se recogen opiniones de los usuarios sobre una marca o servicio.

En todos estos casos, podemos ejercer nuestros derechos recogidos en el RGPD para que esta información sea actualizada (derecho de rectificación) o que directamente sea eliminada (derecho de cancelación y de olvido).

Todo esto puede parecer un esfuerzo vano, pero pongamos que eres “Peluqiería Eva” (pulsa el enlace para ver tu presencia online). Puede que las fotos que aparezcan no correspondan con tus estilismos, o que una foto del salón cree una expectativa que luego se frustre (por que no es tu salón), puede que aparezcan números de móvil que no son el tuyo … La información errónea que están recibiendo tus clientes potenciales te hace claramente perder negocio. La solución: toma las riendas de tu presencia online, tengas el presupuesto que tengas para ello.

Más info: